Es un juego rápido y divertido en el que tenes que intentar desprenderte de tus cartas sin tener que levantar cartas de la mesa.
Pensá tu estrategia, intuí la de los demás, pero sobre todas las cosas,
¡tratá de no levantar cartas! Cada carta que levantes va a sumar un punto negativo por Cabeza de Toro que tenga.
¡Gana el jugador con menor cantidad de Cabezas de Toro al final de la partida!

Recomendado de 2 a 10 jugadores mayores de 8 años.
Tiempo de juego 45 minutos.
Contiene 104 cartas y reglamento.