Los Constructores: Edad Media

Convertirse en el Maese Constructor del Reino es el sueño de cualquier capataz. Pero para llegar a serlo tendrás que combinar una buena cuadrilla de trabajadores con una sabia elección de obras, ya que los edificios que construyas no sólo te harán ganar prestigio, sino también el dinero necesario para contratar a trabajadores cada vez más especializados, con los que serás capaz de construir edificios más prestigiosos... ¡como la Catedral, la obra maestra de tu vida!