En Drako un jugador controla a un grupo de 3 Enanos con la intención de derrotar al Dragón. Esto debe hacerse dentro de cierto tiempo (antes de que el Mazo de Cartas de los Enanos se termine) para ganar. Cada Enano tiene sus propias características y habilidades. El otro jugador dirige al Dragón con el propósito de sobrevivir o derrotar a los enanos. Si el Mazo de Cartas de los Enanos se termina, el Dragón se habrá liberado de la trampa y huirá ganando la partida. También puede ganar derrotando a todos los Enanos (aunque esto rara vez ocurre ya que el Dragón está debilitado y atrapado en una pequeña área).