Importante: Producto On Demand.  Lee en que consiste este servicio antes de ofertar.

El escenario de Caylus nos lleva a Francia. En 1289 el rey Felipe el Justo decidió construir un nuevo castillo para proteger sus fronteras en el enclave del mismo nombre que por aquel entonces era una pequeña aldea. Un cruce de caminos unos 100 km al norte de Tolousse.

Los jugadores toman el rol de maestros constructores que deberán conseguir el favor real construyendo el castillo y desarrollando la villa. El favor real serán los puntos de victoria que habremos de amasar si queremos ser el ganador de la partida.

En Caylus el sistema de juego es el de emplazamiento de trabajadores en la ciudad que nos permitirán conseguir recursos, construir edificios o mejorar los edificios existentes con los recursos obtenidos. Por supuesto, también podremos dedicar nuestros bienes a levantar el propio castillo.

La correcta combinación de los edificios construidos, junto a la imposibilidad de elegir ciertas acciones según el momento convierten a Caylus en un reto de estrategia, ingenio y planificación inmenso. Un juego que nunca pasará de moda y en el que el placer de jugar aumenta según más partidas jugamos. ¿Hacemos un castillo?